ESTRATEGIAS PARA EVALUAR LOS APRENDIZAJES EN MODALIDAD REMOTA

ESTRATEGIAS PARA EVALUAR LOS APRENDIZAJES EN MODALIDAD REMOTA

¿QUÉ MÉTODOS PODEMOS IMPLEMENTAR PARA QUE NUESTROS ESTUDIANTES DEMUESTREN SUS APRENDIZAJES EN UNA CLASE EN LINEA?

“La influencia de la tecnología en los modos de aprender genera nuevos desafíos para la evaluación de aprendizajes. Se han puesto en práctica nuevas formas de evaluar y varios son los instrumentos que contribuyen a mejorar este proceso.” (Lezcano, 2017).

Aprendizajes en una clase remota

La pandemia por el COVID-19 provocó el cierre de muchas escuelas a lo largo de nuestro país, las cuales se vieron prácticamente forzadas a adoptar un modelo de aprendizaje remoto, adecuando tanto las estrategias de enseñanza-aprendizaje como las de evaluación que poseían previo a la pandemia. Por lo tanto, surge la necesidad de que los profesores conozcan la diversidad de métodos que permiten aplicar evaluaciones a distancia, desarrollando en el estudiantado aspectos tales como la autonomía, el control de sus aprendizajes y la reflexión de sus fortalezas y debilidades.

A continuación, te presentamos algunas ideas que puedes implementar en tus sesiones remotas:

  1. El chat de las clases en línea: La gran mayoría de los programas para realizar clases en vivo cuentan con la posibilidad de participar en chats paralelamente a la presentación que se lleve a cabo. A través de este medio el docente puede formular preguntas en las sesiones y motivar a los estudiantes para que participen escribiendo sus respuestas. Para que dicha actividad sea fluida es importante que las clases se den en un clima de confianza, donde el estudiante no tenga “temor” a equivocarse.

Es sabido que los docentes deben ganarse la confianza desde el respeto mutuo, reconociendo a los estudiantes como personas, cada una con sus aspectos positivos característicos y sus expectativas para con ellos. A partir de lo anterior, el docente podrá evaluar formativamente las intervenciones de los estudiantes.

  • El portafolio online: Es una colección de documentos que ejemplifiquen los diferentes trabajos realizados por los estudiantes, en donde se exhibe el esfuerzo, progreso y logros de cada uno. Por lo tanto, es una forma de evaluación que permite monitorear el proceso de aprendizaje tanto por el profesor como por el mismo estudiante. Es una propuesta interesante porque permite que el alumno mantenga el control de su propio aprendizaje y desarrollar una autoevaluación, fomentando la autorregulación en paralelo con la motivación intrínseca de cada educando.

Pero ¿Cómo podemos llevar esta metodología a través de una clase online? Una manera es que el estudiante pueda presentar su portafolio con las evidencias seleccionadas para dar a conocer sus aprendizajes, o en su defecto que presente los trabajos más relevantes según su apreciación. Estas evidencias pueden ser exhibidas a sus compañeros y profesores a través de recursos virtuales tales como Power Point, documento de Word, o que generen infografías que ayuden a comprender sus trabajos. La idea es que los alumnos se sientan seguros de sus logros, promoviendo un aprendizaje consciente en cada uno de los trabajos que formen el portafolio.

  • Exposición de un video: El objetivo principal de esta actividad, es que el estudiante logre expresar sus aprendizajes en cuanto al contenido visto o los aspectos más relevantes de la asignatura. Esta metodología tiene múltiples beneficios, ya que pone en práctica una serie procesos mentales de menor y mayor complejidad, principalmente cuando hay un trabajo planificado por el docente con preguntas de orientación e instrucciones claras. ¿Recuerdas los tips entregados en relación con el uso de las redes sociales? Esta es una buena oportunidad para que ellos manifiesten sus propias maneras de expresar el conocimiento entregado. No tengas miedo de usar la tecnología para acercarte a tus alumnos, y de paso, evaluarlos de manera entretenida.
  • Exámenes interactivos: un examen con estas características permite aumentar el compromiso y motivación en nuestros estudiantes, ya que los mantendrá concentrados en la tarea que deben realizar, aumentando el compromiso con la asignatura. La Aplicación MIDE es una buena herramienta para generar evaluaciones interactivas y de fácil acceso, esto debido a que cuenta con la principal característica de funcionar sin el uso constante de una conexión de internet, permitiendo que aquellos alumnos que no posean buena conexión no se vean perjudicados en comparación con el resto de sus compañeros. Además, el docente tendrá la posibilidad de acceder a los resultados mediante reportes mensuales, permitiendo seguir el ritmo de progreso de sus estudiantes.
  • Autoevaluación: Autoevaluar es poder emitir un juicio valorativo sobre un proceso que se está viviendo y sobre los resultados provisorios alcanzados, hasta cierto momento, en dicho proceso. Autoevaluarse es poder analizar con criticidad, identificando obstáculos, descubriendo logros (…)” (Moreno Hinestroza, 2014). En otras palabras, la autoevaluación se da cuando una personaevalúa su proceso de aprendizaje o resultado con el fin de tomar decisiones apuntando a la mejora de estos. Es importante considerar que dicho concepto debe ser incorporado como un proceso: el estudiante tiene que comprender de manera paulatina cual es el objetivo central, siendo este únicamente la reflexión de sus aprendizajes. Por lo tanto, para que la autoevaluación funcione como tal, es necesario ser claros al momento de retroalimentar y explicitar en qué acertó y en qué se equivocó el alumno, para que él pueda asimilar los nuevos conocimientos, buscando una mejora continua en sus procesos de aprendizaje-enseñanza y evaluación.

Estas autoevaluaciones se pueden llevar a cabo mediante la creación de formularios de Google Docs., cuya respuesta llega directamente al correo del profesor, sin necesidad del contacto directo con el estudiante.

TIPS para evaluar en clases remotas

CONSIDERACIONES FINALES:

  • Los tiempos o plazos de entrega: es importante considerar la autonomía que implica para el estudiante hacer un trabajo a distancia, por lo tanto, es importante considerar ciertas flexibilidades en los plazos proporcionados para su ejecución. Para evitar que los niños, niñas y adolescentes sean conscientes de la importancia de dichos procesos es importante que exista un monitoreo constante que permita al docente obtener información acerca de la etapa que el estudiante se encuentra respecto al objetivo del trabajo y de esta manera otorgar los tiempos adecuados.
  • Criterios explícitos para evaluar: Es necesario decir puntualmente qué y cómo vamos a evaluar, por eso es importante entregar instrucciones claras respecto a las actividades y lo que se espera que logren. Es transcendental que se le presente al estudiante o apoderado una rúbrica y/o el instrumento de evaluación que se usará para evaluar con la finalidad de entregar mayor claridad en todo lo que respecta al trabajo solicitado. Además, si se incluye al apoderado dentro de los procesos de enseñanza-aprendizaje y evaluación podemos tener un aliado a la hora de potenciar los aprendizajes significativos en el alumno.
  •  Evaluación auténtica: Se relaciona con el planteamiento de actividades que tengan relación con situaciones auténticas o reales y que además requieran   una solución propuesta por el alumno. Este aspecto demanda la creatividad y búsqueda de problemas en la vida cotidiana por parte del profesor, ya que debe proponer actividades que representen un reto real para los estudiantes.

Referencias Bibliográficas:

Andrea Magiano, Coordinadora Servicios Educativos Fundación Apptitudes.