El desafío de la continuidad académica frente al Coronavirus

El desafío de la continuidad académica frente al Coronavirus

El cierre de escuelas para evitar la propagación del Coronavirus ha dejado a millones de niños y jóvenes fuera del sistema. Continuar con la programación académica desde casa es un desafío que plantea muchas interrogantes. Aprender y enseñar de manera virtual, a través de tecnologías y Apps es la opción más viable. Sin embargo, es imposible llegar a todos.

Son muchos los chicos que no tienen acceso a internet o aparatos digitales para recibir clases remotas. Igualmente, los escolares con necesidades especiales, bajos recursos económicos o discapacidades podrían verse excluidos de la enseñanza a distancia. Sin duda, estos casos merecen una atención más exclusiva.

Sin embargo, el grueso de los escolares podría plegarse al uso de las tecnologías para continuar su formación. Lo importante es mantener las medidas de aislamiento social para prevenir el contagio y propagación del Covid-19. El virus, declarado como pandemia por la OMS, hasta el 25 de marzo afectaba a  unas 430 mil personas y había ocasionado la muerte de unas 19.600  en todo el mundo. La cuarentena apunta como el método más efectivo de frenar su expansión.

El reto es formar a los chicos, especialmente a los más pequeños, a usar adecuadamente sus dispositivos digitales. Así ya estén familiarizados, no es igual emplearlos para juegos que hacerlo para educarse. La planificación, concentración, horarios y uso eficaz de las herramientas tecnológicas será fundamental.

Administrar el tiempo, muchos padres también tienen que laborar de forma remota, organizar el espacio e internalizar en los pequeños que no se trata de unas vacaciones, son parte de los obstáculos a superar. El acompañamiento docente es fundamental también. Tanto para los padres como para los estudiantes.

Estrategias para enfrentar la crisis del COVID-19

Muchos portales educativos brindan recomendaciones para la educación virtual y la mayoría de ellos están sensibilizados frente a la crisis del Covid-19. Esto ha hecho que muchas instituciones y empresas brinden de forma gratuita, con descuentos o promociones Apps, Softwares, programas, cursos y talleres online para instruir a docentes, alumnos y padres.  

La Tecnología Educativa tiene un sinfín de posibilidades. Ajustarse a las más accesibles y convenientes para el confinamiento hogareño es fundamental. Por ejemplo, si hay más de un niño en casa y un solo ordenador, quizá no convengan las clases en vivo. No todos podrán recibir clases de sus docentes en tiempo real. Lo mejor en esos casos será obtener Apps donde se pueda interactuar con el material de estudio y tareas de forma asincrónica. Por otro lado, el Gobierno deberá garantizar la conectividad y tal vez subsidiar los servicios de telecomunicaciones (muchas naciones lo están implementando ante la emergencia del Covid-19).

La premura de las medidas para frenar el Coronavirus ha generado mucha incertidumbre. Es por ello que aún se tejen las estrategias para contrarrestar los efectos. Sin duda, la adaptación, preparación y romper con esquemas y paradigmas será primordial.